Tradición oral

La entrevista (4): instancia posterior

La entrevista no debería exceder una hora de duración, debido al cansancio que puede provocar tanto en el entrevistado como en el entrevistador (pérdida de concentración y agotamiento físico). Aun cuando no se obtenga ni un solo dato para el proyecto, la entrevista será exitosa y fructífera si, a lo largo de ella, se ha mantenido un tono cordial, profesional, amable y educado. Será una experiencia más para el entrenamiento en recolección de testimonios orales.

Antes de finalizar, es preciso que el entrevistado oiga o repase brevemente los contenidos grabados. Así podrá averiguarse si la entrevista debe continuar en otro momento –porque el sujeto tiene más para decir– o si tal continuidad no es necesaria. Es el punto, asimismo, para anotar todo dato que no haya quedado claro durante la grabación, para aclarar dudas y para hacer toda pregunta que se considere útil.

Una vez que la entrevista finaliza, es recomendable no abandonar al entrevistado instantáneamente, ni huir ni salir corriendo. Es bueno dedicar cierto tiempo para agradecer la atención, para charlar sobre el proceso, o para recordar historias y datos curiosos. A veces es buena idea mantener la grabadora a mano: nunca se sabe cuándo puede encontrarse otra buena historia.

Los casetes deben ser completa y cuidadosamente etiquetados y rotulados. Esto significa identificar cada cara de la cinta y el borde de la cajita. Allí deben consignarse los siguientes datos:

  • Número de cinta (p.e. "2 de 3" o "2/3").
  • El nombre del entrevistado.
  • Fecha y lugar.
  • El nombre del entrevistador.
  • El nombre del proyecto.
  • Lado de la cinta (A / B).

Debe colocarse la mayor cantidad posible de datos en la etiqueta de la cinta, y la información completa en la etiqueta de la caja. Es importante asegurarse de quitar los seguros de grabación del casete, para evitar accidentes.

Es bueno tomar fotografías de las personas a las que se entrevista, para poder incluirlas en el informe. Debe pedirse permiso, y preguntarse en dónde es preferible o apreciable tomar la imagen. Si el proyecto versa sobre algún trabajo o actividad manual realizada en exteriores, es recomendable obtener documentación visual sobre tales exteriores y tales acciones, así como sobre los productos realizados (e incluso sobre las etapas de su elaboración). Si se obtienen artefactos o materiales prestados, es necesario copiarlos rápidamente y devolverlos lo antes posible, en el mismo estado de conservación (es el caso de las fotos). Si son regalados, deben etiquetarse cuidadosamente para su posterior identificación y asociación con los materiales grabados.

Este tipo de información (materiales colaterales) acompaña y complementa la entrevista, y ayuda a los que leen el informe a comprender mejor de qué se está hablando. A la vez, recupera, muchas veces, vistas o imágenes que pueden estar en peligro.

A veces es necesario pagar por la entrevista. Se requerirá, en ese caso, la firma de un recibo. Si firman con una X (en el caso de personas analfabetas o ágrafas), es preciso tener dos testigos que firmen, y anotar el nombre de todos ellos (incluyendo la X).